Várices


¿Qué es la insuficiencia venosa?

La insuficiencia venosa se define como la incapacidad de las venas de llevar la sangre de las extremidades inferiores de regreso al corazón.

Esto origina una congestión venosa en las piernas por el reflujo o la obstrucción de las venas que han enfermado y provocan que la sangre se quede estancada en nuestras piernas provocando múltiples síntomas.


Causas

Existen múltiples factores de riesgo para desarrollar varices, entre ellas

  • Antecedentes familiares de várices
  • Edad
  • Obesidad
  • Embarazo
  • Estreñimiento
  • Traumatismos
  • Profesiones con periodos de tiempo prolongados de pie
  • Sedentarismo

Los principales síntomas son:

  • Dolor de piernas
  • Ardor de piernas y pies
  • Piernas cansadas o fatigadas
  • Piernas pesadas
  • Calambres
  • Comezón en la piel
  • Piernas hinchadas (edema)
  • Sensación de pesantez o sensación pulsátil
  • Cambio de color de tobillos

Estos síntomas suelen empeorar con el calor, así como en el transcurso del día y mejoran con el reposo de las piernas y su elevación.

Los signos venosos son manifestaciones visibles de las venas:

  1. Arañitas venosas (telangiectasias y venas reticulares)
  2. Venas palpables y dilatadas
  3. Edema/hinchazón de pies, tobillos y piernas
  4. Cambios de coloración de la piel, principalmente en el área del tobillo con un tono marrón o rojizo
  5. Piel Acartonada y seca
  6. Presencia de úlceras o lesiones en la piel de la pierna

Complicaciones de la insuficiencia venosa:

  • Ruptura y sangrado espontáneo de las venas (varicorragia)
  • Formación de un coágulo dentro de la vena dilatada (varicotrombosis)
  • Formación de una úlcera venosa.

Tratamiento

El tratamiento de la insuficiencia venosa depende de los síntomas, el grado de enfermedad y las complicaciones.

Lo primero es aprender a cuidarnos y eliminar los factores predisponentes que sean modificables para controlar la congestión venosa en las piernas.
Esto se logra a través de cambios de hábitos del paciente y con el uso de medias /calcetín elástico de compresión el cual siempre deberá ser indicado exclusivamente por tu angiólogo.

Se debe tener precaución en su uso en pacientes con enfermedad arterial o infecciones en la piel.

Como alternativas para la eliminación de las várices existen múltiples tratamientos:

  • Microcirugía de várices
  • Ablación con láser o radiofrecuencia
  • Escleroterapia
  • Láser transdérmico

Cirugía de várices

Siempre que se quieran eliminar las várices de raíz, debes elegir la cirugía.
Esta consiste en extraer totalmente las venas enfermas.

Puede realizarse por medio de láser o radiofrecuencia (mínima invasión) o con microinscisiones (cirugía abierta) que normalmente no requieren puntos de sutura.

La recuperación postoperatoria es un muy rápida, con nosotros no se requiere reposo absoluto y podrás reintegrarte a tus actividades cotidianas en pocos días.


Escleroterapia

Escleroterapia

Consiste en inyectar un medicamento dentro de la vena enferma para eliminarla.
El número de sesiones depende de cada caso en particular, ya que puede variar según la cantidad de venas a tratar, la reacción de tu cuerpo y las expectativas que tengas al respecto.

  • Debes usar medias de compresión después del procedimiento
  • No se requiere reposo
  • Evita exponerte al sol 10 días después del tratamiento
  • Debes suspender el ejercicio de 2 a 4 días

Siempre se debe realizar una evaluación previa y detallada para determinar el mejor tratamiento para tu caso.


Láser Transdérmico

Es una luz que se aplica sobre la piel para la eliminación de arañitas venosas.  
Este tratamiento genera calor dentro de la vena enferma lo que hace que las paredes se contraigan produciendo el cierre de la vena.

Es un procedimiento ambulatorio, no doloroso, con resultados efectivos y duraderos, no es invasivo por lo que se evitan inyecciones y no requiere vendajes.

La mayor indicación para el láser transdérmico son las arañas vasculares de color rojo y azules que son muy delgadas y difíciles de tratar con escleroterapia o para aquellos pacientes que son fóbicos a las inyecciones.


Ante cualquier duda o sospecha debes acudir con tu Angiólogo

El retraso en la atención médica puede marcar la diferencia.


CUIDA TU CIRCULACIÓN

¡HAZLO EN MANOS DE EXPERTOS!

Dra. Carla Isabel Moreno Ramírez

Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular
Universidad Nacional Autónoma de México
Centro Médico Nacional “La Raza”
Certificación vigente por CMACVE

Dr. Alonso Pérez Nájera

Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular
Universidad de Guadalajara
Centro Médico Nacional de Occidente
Certificación vigente por CMACVE

A %d blogueros les gusta esto: